Rioja sigue esperando un ‘cosechón’

untitled

 

La campaña, cara y laboriosa por los tratamientos, avanza y entra en el periodo clave que determinará la calidad de la uva

El cambio climático parece querer demostrar a los viticultores que ha venido para quedarse. De la abundancia (2016) a la escasez (2107) y de la habitual tranquilidad de julio al mes más tormentoso y pasado por agua de las últimas décadas. De momento, ni los episodios de piedra, que han provocado partes en unas 7.500 hectáreas de diversa consideración, ni la aparición de focos de mildiu y oídio, que los hay, hacen peligrar el ‘cosechón’ esperado, según, al menos, las impresiones de los técnicos.

En nuestro caso particular, nuestra Bodega se encuentra localizada en zona de Rioja Alta, los expertos hablan de nuestra subzona : “De nuevo es la comarca más afectada, ahora por los episodios de piedra, especialmente en la zona del Najerilla y también en el Iregua y algunas extensiones hacia el Leza. Algunas bodegas de la zona consideran, en cualquier caso, que los daños son relativamente parciales sin que el volumen general de la campaña se vea afectado. Señalan que con todo el agua que ha caído y las incidencias de las tormentas «no podemos quejarnos porque las cosas están mucho mejor de lo que cabía esperar». Respecto a la evolución del viñedo, se apunta a un ligero retraso de una semana en esta sub zona, aproximadamente 20 días respecto al temprano año pasado. Destacan también que el viticultor riojano mantiene habitualmente a raya el oídio, pero este año la humedad ha provocado la aparición de mildiu, aunque se está perfectamente controlada.

 

Más información : www.lomejordelvinoderioja.com/rioja